miércoles, 20 de mayo de 2009

Para el maestro Benedetti



Después de tanto andar
un camino de suaves letras
te llegó el momento de partir,
después de acallar con tu canto
a los gorriones de suaves alas.
Hoy de ti me despido,
pero no temas a la oscuridad
la Luz te acompaña,
no es la cuestión el morir,
es como se vive
y tú llenaste nuestros corazones
de letras de oro.
hoy me despido
pero allá tu luz me guiará
por esos senderos
donde no me atreví a llegar.
Cruzaré las llanuras en busca tuya
seguramente, llenas de azules margaritas
y tú sentado en esa pila
de libros me sonreirás.
Contigo aprendí a andar
hoy me despido,
pero no temas estaré contigo.

Nota

Un lindo día para despedir a un gran poeta
hagamos de su memoria un homenaje.
Pero escuchad los grandes nunca mueren
germinaran en cada pagina de cada libro.
_________________

1 comentario:

Beatriz dijo...

Gracias por recordar al Maestro. Un uruguayo como yo, pero con un ARTE MAYOR.
Sus poemas no serán olvidados porque tienen la magia de lo sencillo que conmueve el alma por mucho tiempo.
Anda de viaje nomás
Un precioso blog el tuyo
mil besos
beatriz