lunes, 14 de enero de 2008

El Ultimo Llanto

De pronto me desperté
en el último llanto…
Cuando la tormenta
arreciaba en la profunda noche,
quedando mudo, ciego y sordo,
entre las paredes negras
de la ignorancia.

Mientras miles de buitres
planeaban,
cómo malos augurios,
mensajeros de una
oscura noche.

Reventando las luces del alba.
Yaciendo los hijos del pueblo
en las cloacas.

Enterrando la balanza
de la justicia.
Mientras gallos negros
cantaban la no-madrugada,

La poesía se desangraba….

copyrigt

1 comentario:

Ninfa dijo...

Si comentar todos quisiera,
la ninfa siempre atolondrada,
tiempo tanto no lo tubiera,
tanta belleza aqui guardada.
Estallido de sentimientos,
pleno esta tu corazón,
amor,cariños a cientos,
plena esta tu pluma de emoción.
Te deja la ninfa un beso para ambos.