domingo, 20 de julio de 2008





SILENCIO


Siguió el viento
La noche se vistió de rojo
La luna se retiro en el horizonte

Solo se escucho
El llanto de la tierra

Desfilaron
Imágenes de rojo púrpura

El fuego quemo
La savia de la tierra
Despertando
Los demonios del hombre

Figuras fantasmales
Danzaron
La danza macabra de la muerte

Como demonios posesos
Recorrieron la tierra en busca de sangre
Mordiendo con sus fauces
La calma del universo

Sembraron las montañas
Del gris plomizo de la ignorancia
Ni los dioses se apiadaron
De ti madre GAIA

1 comentario:

lichazul...elisa dijo...

julian

que honor el estar en tu blog
es PRECIOSO
adoro las palabras
y con ellas vuelo sin fronteras
sin prejuicios sin escoltas
encantada de enlazar tu espacio mágico al mío

con respecto a tu poema
hablo desde el sentir más que de la estructura o la composición
porque eso es la poesía
sacar afuera la percepción íntima
y este silencio
se ha hecho un monstruo que más y más queda avalado por las transnacionales en su avidez de poder
duele ver como nuestro hogar está siendo depredado sin ningún atisbo de cordura
las selvas de borneo dan paso a las plantaciones de palmeras y generas grandes ganancias , pero e hombre del bosque como se llama el orangután , hoy sobrevive en una fragilidad
y como él otras especies sólo serán incremento para las listas de vida extinguida

disculpa por mi comentario algo largo
para la otra seré más conciza

un abrazo de paz
desde el fin del mundo
elisa